AESBA

El Gobierno subirá el diésel con la Ley de Cambio Climático

Aunque el Gobierno no logre aprobar los Presupuestos Generales del Estado, la subida fiscal del diésel, para equipararlo con la gasolina, se aplicará igualmente, según indican a elEconomistafuentes cercanas al Ejecutivo.

La iniciativa para hacerlo sería la Ley de Cambio Climático, proyecto legislativo con el que el Gobierno quiere que a partir de 2040 no se puedan matricular nuevos coches diésel o de gasolina. Con todo, todavía se desconoce cómo se aplicarán las excepciones a la subida -que no afectará presuntamente a los profesionales cuya actividad dependa de un vehículo-, que permitiría al Ejecutivo ingresar unos 600 millones de euros más al año.

Estas fuentes también indican que se estudiarán fórmulas para permitir el aumento en 2019 de las entregas a cuenta para las autonomías, que quedarían en suspenso si hubiera prórroga presupuestaria. Se trata de 7.000 millones más que se habilitarían con un decreto ley, aunque hay dudas jurídicas al respecto. Sin embargo, la devolución del mes de IVA perdido por las regiones por el cambio del sistema contable ejecutado por Cristóbal Montoro en 2017 es un asunto más delicado. Al tratarse de una partida que no existe habría que crearla, y es muy posible que un decreto ley no permita habilitar los créditos por valor de 2.500 millones necesarios para solventar esta situación.

El Gobierno reconocen que la idea de adelantar elecciones viene dada por la dificultad de gobernar a base de decretos leyes hasta 2020.

De hecho, desde el Gobierno reconocen que la idea de adelantar elecciones, que en las últimas semanas ha sido reconocida incluso por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, viene dada por la dificultad que conllevaría gobernar a base de decretos leyes hasta 2020.

En cualquier caso, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, insistió ayer en que el Gobierno quiere aprobar Presupuestos y que los presentará en diciembre, aunque también reconoció que no ha habido cambios en los partidos con los que se está negociando.

FUENTE: EL ECONOMISTA.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario