AESBA

En las gasolineras inteligentes repostarás sin salir del coche.

Las gasolineras inteligentes están más cerca de lo que pensamos. De hecho, la primera se pondrá en marcha durante el primer semestre de este mismo año en Pekín (China), gracias a un proyecto desarrollado entre Banma Network Technology (empresa creada por Alibaba y la automotriz china SAIC) y la compañía petrolera Shell. Así lo ha anunciado Alizila, el portal de noticias del Grupo Alibaba.

En estas estaciones de servicio, los usuarios podrán repostar o comprar productos de la tienda sin bajarse del coche ni pagar en efectivo o tarjeta. Todo estará controlado a través del sistema operativo AliOS, creado por Alibaba y que está centrado en el Internet de las Cosas (IoT). Así pues, solo podrán disfrutar de las ventajas de esta gasolinera quienes dispongan del citado sistema (actualmente hay unos 400.000 vehículos que lo incorporan).

AliOS se basa en sensores de geolocalización, de modo que cuando el vehículo se acerque a una bomba de la estación, ésta se activará y estará lista para ofrecer el servicio. El usuario podrá elegir el tipo de combustible y la cantidad que desea repostar, amén de pedir aquellos productos que quiera comprar de la tienda (alimentos, bebidas, revistas…).

En ningún caso el conductor deberá apearse del coche porque realizará sus peticiones a través del sistema desde el habitáculo y el personal de la gasolinera se encargará de cumplirlas. Así pues, a pesar de ser estar muy automatizada, esta gasolinera seguirá contando con empleados, quienes realizarán la operación de relleno del tanque de combustible y entregarán en mano la cesta de la compra solicitada. El pago de todo se hará a través de Alipay o mediante cuentas de Shell.

Este sistema permitirá reducir a la mitad el tiempo que pasan los usuarios en una estación de servicio. “Estamos convencidos de que la tecnología del Internet de las Cosas combinada con la calidad de productos y servicios de Shell puede ofrecer grandes experiencias a los clientes”, aseguró Rebeca Chan, vice presidenta de Shell China.

En este país, la compañía petrolera cuenta con 1.300 estaciones, por lo que la expansión de las gasolineras inteligentes será fácil. A la espera de que se ponga en marcha la primera de ellas, ambas empresas ya están pensando en implementar nuevos servicios más personalizados y ampliar la oferta de productos.

FUENTE: LA VANGUARDIA.

Hasta 189 gasolineras españolas se pueden hackear fácilmente, denuncian peritos informáticos.

La Comisión Europea ha informado este lunes de la recepción de una denuncia de la Asociación Mediterránea de Peritos de las Tecnologías de la Información y Comunicación (Aspertic), que ha avisado que 189 gasolineras españolas se encuentran en grave riesgo en caso de ciberataque. Esto se debe a las casi nulas medidas de seguridad para impedir que un tercero pueda penetrar en sus sistemas y controlarlos de forma remota, revelan los peritos.

Aspertic, que agrupa a más de un centenar de estos profesionales, elevó el primer aviso sobre esta amenaza al Gobierno en 2015. Entonces la vulnerabilidad empezó a comentarse en foros de Internet en los que participan hackers y expertos informáticos, explica a Público Josep Jover, presidente de la asociación. No obstante, el abogado denuncia que nada se ha hecho para corregir la situación, motivo por el que los peritos han elevado una denuncia a la Fiscalía y enviado copia del informe a Bruselas.

Entre las más de 11.000 gasolineras españolas, el problema afecta especialmente a las autónomas (sin empleados). La distribuidora más afectada es Shell, aunque se han detectado vulnerabilidades en otras como Campsa o Repsol, explica Jover.

El texto, al que ha tenido acceso este medio, detalla que el agujero de seguridad se encuentra en los medidores y válvulas de control de los tanques automáticos de las gasolineras. Los peritos avisan que “acceder a estos sistemas —que controlan los niveles de combustible de las estaciones, su temperatura o sus dispositivos de alarma— es relativamente sencillo” desde una conexión a Internet simple, puesto que “muchas válvulas tienen un puerto de serie incorporado para programación y monitorización”.

Pese a ello, la seguridad es prácticamente nula. El análisis pericial de Aspertic, adscrita a la Asociación Nacional de Peritos Judiciales Informáticos, ha detectado que “de las 189 gasolineras o tanques localizados en España, solo uno una está protegida con contraseña”. La facilidad de control del sistema para un tercero es tal que el manual de uso del fabricante está disponible en Internet, con una explicación detallada de los 600 comandos ejecutables, como los que regulan los umbrales de alarma de los tanques.

Por ello, los peritos hacen un “llamamiento urgente a las autoridades para que los propietarios de estos sistemas aseguren un nivel de seguridad mínimo para evitar tanto una grave pérdida económica como un desastre ecológico o la afectación de personas físicas”. Además, avisan que una búsqueda mundial preliminar arroja que hasta 12.000 estaciones de servicio podrían sufrir las mismas fallas de seguridad.

FUENTE: PÚBLICO.