AESBA

El petróleo se dispara ante un posible recorte de la oferta superior al millón de barriles diarios.

La cotización del petróleo Brent ha reaccionado con una subida superior al 7% desde los mínimos intradía que llevaba al crudo de referencia en el Viejo Continente a superar los 63 dólares por barril ante la posibilidad de una acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con los productores ajenos al cártel para recortar la oferta de petróleo en el mercado en 1,2 millones de barriles diarios.

En concreto, el precio del barril de petróleo Brent llegaba a cotizar en 63,54 dólares, tras haber llegado a bajar durante el día a un mínimo de 59,10 dólares, después de las informaciones que apuntan a que la OPEP podría llevar a cabo un ajuste a partir de 2019 de 800.000 barriles de petróleo al día en su oferta, cantidad a la que habría que añadir una reducción de otros 400.000 barriles diarios por parte de los productores no pertenecientes a la organización, principalmente Rusia.

Según ‘Financial Times’ el pacto finalmente habría sido posible después de que Irán, objeto de sanciones por parte de EEUU, haya sido eximido de participar en el ajuste, condición que también habrían logrado otros países de la OPEP como Libia y Venezuela.

“Sorprendentemente parecen estar apuntando a 1,2 millones de barriles al día, más de lo que se había escuchado en los últimos días”, indicó al rotativo Ann-Louise Hittle, analista de la firma Wood Mackenzie, apuntando que un acuerdo de este calado contribuiría a unas mayores restricciones en el mercado en la segunda mitad del próximo año.

Un ajuste de estas proporciones de la oferta de petróleo, que acumulaba un desplome del 30% desde los máximos anuales alcanzados el pasado mes de octubre, chocaría con las demandas expresadas por el presidente de EEUU, Donald Trump, quien ha asimilado la bajada de los precios del crudo a una bajada de impuestos a la economía mundial y ha reclamado que productores como Arabia Saudí mantengan sus actuales niveles de oferta.

FUENTE: EUROPA PRESS

Cepsa se une a Derhem para tomar el 15% de las gasolineras marroquíes.

Cepsa ha firmado una alianza con la compañía Derhem Holding con la intención de crecer en el mercado marroquí de estaciones de servicio. Ambas empresas crearán una compañía conjunta con la intención de alcanzar los 100 puntos de venta en los próximos cinco años.

La petrolera española, no obstante, pretende ir mucho más allá y aspira a hacerse con el 15% del mercado marroquí, aunque no se pone una fecha como límite para alcanzarlo.

Cepsa puede beneficiarse de la cercanía de Marruecos para exportar carburantes desde sus refinerías del sur de España en las que va a acometer notables inversiones en los próximos años dentro del programa fondo de barril.

El Grupo Derhem Holding, por su parte, ha consolidado durante 40 años su presencia como un actor importante en la industria petrolera en Marruecos, aunque se ha expandido a otra áreas como la agroalimentación, productos pesqueros, mariscos y bienes raíces.

El grupo se posiciona como el líder en distribución de combustible en las provincias del Sahara, tal y como indica en su propia página web la compañía.

La alianza de ambas empresas ha sido asesorada por el bufete Dentons y por el momento no ha dado montantes de inversión para conseguir los objetivos previstos en esta entrada de Cepsa en Marruecos.

Las petroleras están incrementando sus puntos de venta con el ánimo de diversificar sus ingresos en otros países

Repsol, Cepsa y BP están incrementando su presencia internacional en el mercado de las estaciones de servicio. Repsol ha desembarcado este año en México con la intención de alcanzar las 500 estaciones de servicio y en apenas medio año ya cuenta con 140 nuevos puntos de venta. Cepsa está analizando también este mercado pero todavía no se ha decidido a dar el paso. La compañía dirigida por Josu Jon Imaz también ha reforzado su presencia en Perú con la adquisición de Puma.

BP, por su parte, ha incrementado su presencia en España con la compra de las 65 estaciones de servicio que tenía Petrocorner, lo que le permitirá incrementar su cuota de mercado en España. Las petroleras están incrementando sus puntos de venta con el ánimo de diversificar sus ingresos en otros países y a la vez poder garantizar la venta de sus carburantes en un mercado que puede ir reduciéndose para este tipo de productos al tiempo que crezcan otros usos como la petroquímica.

La entrada en Marruecos se produce a la espera de una mejora del mercado para poder seguir adelante con la salida a bolsa que tenía prevista Cepsa.

FUENTE: EL ECONOMISTA.