AESBA

Escrito por Aesba2012

Los portes marítimos se encarecerán más del 10 % y afectarán a todos los productos

El tráfico de mercancías de la Península a Baleares se encarecerá más de un 10 % a partir del próximo uno de enero, ya que las navieras tienen que repercutir el incremento de los costes por el cambio del combustible en sus buques para ser más sostenibles por una directiva comunitaria. Esto, según Baleària y Armas-Trasmediterránea, provocará un incremento de los fletes de transporte, lo cual afectará a las empresas y consumidores que tendrán que pagar más por los productos. 

Govern, Cámara de Comercio y la Agrupación Empresarial de Transporte de Mercancías de Baleares, que está englobada en la patronal FEBT, muestran su preocupación por el impacto negativo en todos los sectores económicos de las Islas. Las navieras justifican el aumento de los fletes (uso marítimo del barco para transporte) porque el cumplimiento de la normativa IMO 2020 les obliga a reducir al 0,5 % el límite de azufre en el combustible que utilizan en estos momentos en los buques. «La directiva nos obliga a reducir las emisiones de óxido de azufre y optar por combustibles más sostenibles, como es el fueloil o el gasoil», explican desde Baleària y Trasmediterránea. El efecto directo de este proceso, añaden las navieras, es que supondrá incrementar entre un 12 y 14 % los costes de explotación por buque y ruta «lo que tendremos que trasladar a los transportistas y consumidores». El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Antoni Mercant, puntualiza que en Baleares «la subida en los fletes puede oscilar entre un 10 y 18 %, principalmente porque las navieras tendrán que pagar en torno a un 50 % más caro el fueloil por el aumento de la demanda por combustibles más sostenibles». Mercant añade: «La competitividad de Baleares se verá afectada, de ahí la preocupación que hay a nivel empresarial porque aumentará el precio de todas las mercancías». 

El director general de Ports i Aeroports, Xavier Ramis, indica que esta importante cuestión «se tratará el próximo lunes en la Mesa de Transporte Marítimo en Palma. Entendemos que hay que apostar por la sostenibilidad, pero ello no tiene que tener un efecto negativo en las economías insulares. El cambio energético no tiene porqué afectarnos, de ahí que tienen que arbitrar bonificaciones por parte de Bruselas para paliar esta situación». La patronal del transporte y la Cámara coinciden en señalar que si las Islas «tuvieran ya el Régimen Especial de Baleares (REB), este tipo de hechos no nos afectarían. El Govern debe presionar ante Madrid y lograr que el REB sea una realidad en breve». La FEBT añade que apostar por lo sostenible «resulta caro, pero hay que implantar medidas para minimizar sus efectos económicos negativos». Esta patronal cifra la subida de fletes entre un 10 y un 20 % «porcentaje que repercutirá en el precio final de los productos».

FUENTE: ULTIMA HORA

El Govern deja en ‘stand by’ el veto al diésel a la espera de la ley de Sánchez El Gobierno central se compromete a que la futura ley nacional de Cambio Climático permita a Baleares mantener la prohibición al gasoil en 2025

El Govern deja en suspenso el veto al diésel en Balears. Es la condición para evitar el recurso al Constitucional contra la ley balear de Cambio Climático por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Con la prohibición prevista para 2025, la suspensión de este artículo de la ley balear no tendrá ningún efecto y el compromiso es que, para entonces, Madrid ya haya permitido a través de su propia ley la restricción prevista en Balears. El pasado 22 de octubre, tras una reunión entre el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, el Govern anunciaba un acuerdo entre los dos ejecutivos por el que el Gobierno de Pedro Sánchez renunciaba a llevar la ley balear de Cambio Climático al Constitucional manteniendo el veto al diésel en las islas en 2025. Si bien no habrá recurso al alto tribunal y el compromiso es que Balears pueda seguir con sus planes y prohibir la venta de nuevos vehículos diésel en las islas a partir de 2025 y de nuevos gasolina a partir de 2035 con el objetivo de que todo el parque automovilístico del archipiélago sea eléctrico en 2050, el acuerdo pasa por la moratoria del artículo de la ley que prohíbe el diésel, hasta que el Gobierno central se lo permita a las islas. Excepción para las islas Según informaron ayer desde la Vicepresidencia y conselleria de Transición Energética, el acuerdo ya es formal y ha sido firmado entre la conselleria de Presidencia y el Ministerio de Administraciones Territoriales. Al no sufrir la ley ninguna modificación, según explican desde Vicepresidencia, no será necesario pasar por el Parlament. El veto quedará en stand by hasta que el Congreso saque adelante la ley de Cambio Climático prometida por Pedro Sánchez, que, según el compromiso de Madrid con Balears, establecerá una excepción para que las islas puedan establecer su propia regulación y seguir con sus planes previstos.

FUENTE: DIARIO DE MALLORCA