AESBA

Mensajes en la categoría Sin categoría

Si el precio del petróleo sigue subiendo, la OPEP puede encontrarse con serios problemas

Los precios del petróleo están cerca de niveles que podrían provocar ciertos problemas a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores a medio plazo. Los mercados mundiales se ajustan (caen las inventarios) a la vez que una importante crisis de producción se cierne sobre Venezuela, explica el director de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Esto puede desembocar en un incremento de los precios, que a corto plazo parecerá positivo, pero que a medio plazo puede reducir la demanda de crudo y estimular la producción en los países ajenos al cártel. En menos de un año, el barril de Brent ha pasado de los 44 dólares a los 72 en los que se mueve en la actualidad, un movimiento que la OPEP está celebrando hoy, pero que se le puede atragantar mañana.

“Hay que tener cuidado con lo que se desea”, ha asegurado el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, en una entrevista con Bloomberg TV desde Berlín. La advertencia de Birol, que asesora a la mayoría de las principales economías en política energética, surge tras el alza del precio del petróleo, que han tocado máximos de tres años, a medida que recortes a la producción y la fuerza del consumo van reduciendo el superávit mundial.

En la actualidad, los precios del petróleo se están viendo impulsados por la escalada en las tensiones políticas de Oriente Medio y por el debacle de la producción en Venezuela, miembro de la OPEP, donde la economía continúa deteriorándose.

“Vemos un gran riesgo de una crisis de oferta en Venezuela, que ha sido un importante exportador de petróleo”, asegura Birol. “Un país que tiene enormes reservas, hoy está importando petróleo, lo cual es una muy mala noticia para el mercado petrolero, pero en especial para los ciudadanos de Venezuela”.

Menor demanda y más fuerza del shale

“Si los precios aumentan muy por encima de los niveles que tenemos ahora, podría haber consecuencias que posiblemente no sean las deseadas por algunos productores de petróleo, como un menor crecimiento de la demanda mundial de crudo”, asegura Birol.

Según muestran los economistas de Deutsche Bank y de la Reserva Federal de Nueva York, gran parte de la subida de precios del petróleo en los últimos meses se debe a una demanda más fuerte. Este renovado ímpetu por el consumo de petróleo se debe por una parte a la mejora del crecimiento económico a nivel global, pero también porque el crudo se ha mantenido a unos precios atractivos.

Es cierto que la demanda del oro negro es relativamente rígida, pero unos precios elevados pueden reducirla lo suficiente como para dar un susto a los países de la OPEP y sus aliados.

Por otro lado, unos precios más altos también podrían estimular la producción desde aguas profundas de México o Brasil, la de shale de Estados Unidos y de otros lugares, según ha señalado el experto.

Cuanto más altos son los precios del crudo entren en juego un mayor número de pozos de petróleo que durante la época del ‘petróleo barato’ han estado suspendidos por su falta de rentabilidad.

Desde la AIE creen que con unos precios más elevados “la producción estadounidense puede mostrar un crecimiento “explosivo” este año.

La clave en todo este asunto se puede resumir en la pregunta que lanza el diario qatarí The Gulf Times: “¿podrá la OPEP mantener unos precios relativamente altos y sostenibles sin estimular el crecimiento de la producción de shale en EEUU?”.

FUENTE: EL ECONOMISTA.

La burbuja de la gasolina que nadie quiere pinchar.

Los residentes en Balears acumulan años pagando el combustible más caro del Estado por la insularidad y el céntimo sanitario.

Los residentes en Balears pagan la gasolina más cara del EstadoPor el céntimo sanitario y por la alta dependencia energética que tiene el archipiélago del exterior. Esto último no tiene arreglo. Lo anterior sí, pero requiere de una predisposición por parte del Govern inexistente a día de hoy.

Las patronales de las gasolineras y del transporte han pedido reiteradamente la eliminación de un impuesto que las comunidades autónomas empezaron a aplicar voluntariamente para paliar el déficit de la Sanidad y que Balears cobra desde 2012.

No hay voluntad política de eliminarlo o, al menos, de reducir su cuantía”, lamenta Jesús Salas, presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Balears. El Govern aplica el tramo máximo del impuesto, que con el IVA asciende a 6,8 céntimos por litro. “Ahora que dicen que hay bonanza económica se podría hacer un esfuerzo para quitarlo. Si así fuera estaríamos en la media nacional y los ciudadanos de las islas no estaríamos pagando el combustible más caro de todo el Estado”, argumenta Salas.

El Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (nombre oficial de la tasa) pone a prueba el bolsillo de los residentes todo el año y provoca unos picos desorbitados en los días previos a periodos vacacionales.

Días antes de Semana Santa el precio de la gasolina registró una subida del 1,58% en todo el Estado que afianzó al archipiélago en lo más alto del ránking: 1,452 euros el litro de sin plomo 95 y 1,214 euros la gasolina 98.

Un exhaustivo informe del departamento de Economía de la UIB en el que propone varias soluciones para atajar los agravios derivados de la insularidad concluye que los ciudadanos de las islas afrontan cada año un sobrecoste de 60 millones de euros cada vez que llenan el depósito.

El documento, publicado a finales de 2016, incide en la gran diferencia de precios entre el archipiélago y el resto de comunidades, y reclama al Govern soluciones para disminuir la brecha. Propone, por ejemplo, un IVA reducido como el que tiene Canarias y que se traduce en un significativo alivio para el bolsillo.

Ese mismo informe ofrecía una clasificación por Comunidades Autónomas con datos de 2014. La encabezaba Balears, con 1,43 euros el litro de gasolina 95. A la cola estaban los navarros, que pagaban diez céntimos menos: 1,33.

La diferencia entre llenar el depósito en Mallorca o en la Península puede ser de 20 céntimos, cifra que a lo largo de un año se traduce en varias decenas de euros. También hay notables diferencias de precio entre las 158 gasolineras que se reparten por toda Mallorca. Salas evita decir dónde está la más cara, pero ofrece algunas pistas.

En la zona de Artà hay poca densidad de estaciones de servicio, así que por allí el precio puede subir. En cambio hay alguna zona de Palma en la que se juntan ocho gasolineras en algo más de dos kilómetros cuadrados que tienen que por un tema de competencia tienen que vender el combustible más barato”, explica.

El pasado miércoles la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) celebró su asamblea anual, un buen momento para reivindicar, de nuevo, “la urgente supresión del céntimo sanitario”, en palabras de su presidente, Rafel Roig.

“Estamos en clara desventaja respecto al resto de empresas del sector con la Península cuando se trata afrontar los costes de la insularidad, empezando por el precio del combustible que se ve gravado en nuestras Islas con el céntimo sanitario”, indicó Roig después de la asamblea.

FUENTE: DIARIO DE MALLORCA.