AESBA

Diario de archivos noviembre 7th, 2018

El ‘sueño’ de Irak y las exenciones a Irán llevan al petróleo a mínimos de agosto: el Brent pierde los 72 dólares

Petroleo-Perforacion-Reuters-770.jpg

El precio del barril de Brent, de referencia para Europa, está cayendo hasta mínimos del 21 de agosto tras anotarse este martes una caída que supera el 2% y situarse en el entorno de los 71,6 dólares. Los planes de Irak para bombear mucho más crudo están lastrando el precio del petróleo en la jornada presente.

 

El petróleo está cotizando los ambiciosos planes de Bagdad (segundo productor de la OPEP) que pretende incrementar su producción de crudo hasta su máxima capacidad de bombeo a corto plazo (unos 5 millones de barriles por día).

Además, Thamer Ghadhban, nuevo ministro de Petróleo de Irak, ha asegurado en una exclusiva a Reuters que pretende doblar cuanto antes la producción de crudo del país. De cumplirse esta promesa, la oferta podría tener más margen para reaccionar a un incremento repentino de la demanda por cualquier factor.

Así las cosas, es la primera vez en casi tres meses que el petróleo se sitúa por debajo de los 72 dólares, después de que a comienzos de octubre llegará a un máximo de más de 86 dólares por barril, la mayor cifra desde 2014.

El precio del barril West Texas Intermediate, de referencia para Estados Unidos también ha reaccionado a la baja, cayendo un 2,25%, hasta los 61,7 dólares por barril. Esto se corresponde con el precio más bajo registrado desde marzo de 2018.

Este martes es el segundo día de las nuevas sanciones de Estados Unidos a las exportaciones de petróleo de Irán. El Secretario del Departamento de Estado del país norteamericano, Mike Pompeo, confirmó esta semana que Estados Unidos ha eximido a China, India, Taiwán, Corea del Sur, Japón, Turquía, Italia y Grecia de cumplir el embargo. Estas exenciones permitirán que el crudo iraní se mantengan en los mercados internacionales por algún tiempo más, lo que fortalece la oferta.

El ‘sueño’ de Irak

El ministro de Petróleo de Irak ha asegurado a Reuters, en su primera entrevista desde que asumió el cargo, que el incremento de la producción de crudo es la “primera prioridad” del país de Oriente Próximo, algo que también ha empujado a la baja al mercado.

En concreto, Irak planea aumentar su capacidad productora hasta los cinco millones de barriles diarios en 2019, desde los 4,5 millones actuales. Asimismo, el compromiso del Ejecutivo iraquí es alcanzar una capacidad de producción de 8,5 millones de barriles en los próximos años.

Irak necesita invertir en nueva producción para alcanzar esta ambiciosa cifra de producción dejaría a Bagdad a tan solo 2 millones de barriles por día de distancia con la todo poderosa Arabia Saudí (produce hoy 10,4 millones de barriles por día).

Ghadhban asegura que ya han hablado con empresas internacionales que están dispuestas a realizar las inversiones necesarias para que se cumplan los planes de Irak. Para que sea posible la producción diaria de 8,5 millones de barriles es necesario aumentar el bombeo en los campos del sur del país y construir nuevos oleoductos que den salida a esos millones de barriles. Entre las firmas citadas por el ministro iraquí está la británica BP.

FUENTE: EL ECONOMISTA