AESBA

El Govern deja en ‘stand by’ el veto al diésel a la espera de la ley de Sánchez El Gobierno central se compromete a que la futura ley nacional de Cambio Climático permita a Baleares mantener la prohibición al gasoil en 2025

El Govern deja en suspenso el veto al diésel en Balears. Es la condición para evitar el recurso al Constitucional contra la ley balear de Cambio Climático por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Con la prohibición prevista para 2025, la suspensión de este artículo de la ley balear no tendrá ningún efecto y el compromiso es que, para entonces, Madrid ya haya permitido a través de su propia ley la restricción prevista en Balears. El pasado 22 de octubre, tras una reunión entre el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, el Govern anunciaba un acuerdo entre los dos ejecutivos por el que el Gobierno de Pedro Sánchez renunciaba a llevar la ley balear de Cambio Climático al Constitucional manteniendo el veto al diésel en las islas en 2025. Si bien no habrá recurso al alto tribunal y el compromiso es que Balears pueda seguir con sus planes y prohibir la venta de nuevos vehículos diésel en las islas a partir de 2025 y de nuevos gasolina a partir de 2035 con el objetivo de que todo el parque automovilístico del archipiélago sea eléctrico en 2050, el acuerdo pasa por la moratoria del artículo de la ley que prohíbe el diésel, hasta que el Gobierno central se lo permita a las islas. Excepción para las islas Según informaron ayer desde la Vicepresidencia y conselleria de Transición Energética, el acuerdo ya es formal y ha sido firmado entre la conselleria de Presidencia y el Ministerio de Administraciones Territoriales. Al no sufrir la ley ninguna modificación, según explican desde Vicepresidencia, no será necesario pasar por el Parlament. El veto quedará en stand by hasta que el Congreso saque adelante la ley de Cambio Climático prometida por Pedro Sánchez, que, según el compromiso de Madrid con Balears, establecerá una excepción para que las islas puedan establecer su propia regulación y seguir con sus planes previstos.

FUENTE: DIARIO DE MALLORCA

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario