AESBA

Escrito por jmayans

Correos saca a concurso la compra de casi 300 furgonetas diésel para reparto.

Correos ha sacado a concurso la compra de un total de 289 furgonetas y furgones de combustión diésel de distintos tipos y tamaños para reemplazar parte de su flota de reparto por un importe total de 6,16 millones de euros.

Los pliegos del concurso público del contrato de suministro promovido por el operador postal público establecen que “todos las furgonetas y furgones dispondrán de motor de combustión diésel”.

Correos atribuye este hecho a que “no existe concurrencia” en el mercado, esto es, a que “no hay vehículos eléctricos que ofrezcan las características técnicas requeridas” por la compañía para la mayor parte de los vehículos del pedido, según explicaron a Europa Press en fuentes de la operadora.

El operador asegura que, no obstante, a la hora de elegir vehículos, “prima los criterios ambientales” y “selecciona los modelos que mejor combinen las prestaciones que necesita para realizar su actividad de reparto con la reducción de emisiones contaminantes”.

“Al adquirir cualquier vehículo siempre tenemos en cuenta que sea lo menos contaminante posible”, añadieron dichas fuentes.

Así, Correos asegura que está a punto de adjudicar un pedido de 35 furgonetas eléctricas en el marco del proceso de continua renovación de la flota de unos 13.000 vehículos de distinto tipo con que cuenta.

Además, afirma ser la empresa de reparto que dispone de mayor número de vehículos eléctricos y ratifica su intención de continuar ampliando progresivamente este ratio.

CONTRATO.

En cuanto al contrato de compra de furgones que acaba de lanzar, se destinará a reemplazar parte de la actual flota de transporte y entrega de envíos.

Para ello, Correos distribuirá las nuevas furgonetas en 28 provincias. No obstante, Madrid y Barcelona serán los principales destinos de los vehículos, dado que recibirán un total de 76 y 58 unidades, respectivamente.

El contrato se ha estructurado en cinco lotes, en función de las distintas características y tamaños de los furgones.

El primer lote abarca la compra de 137 furgonetas con capacidad para transportar entre 600 y 750 kilos de carga, el segundo 41 furgones de 2,8 metros cúbicos de capacidad y el tercero, 46 furgones de 6 metros cúbicos de capacidad y 1.200 kilos de carga útil.

Asimismo, el cuarto lote comprende el suministro de cincuenta furgones de 12 metros cúbicos de capacidad y 1.500 kilos de carga útil, y que además cuenten con plataforma, mientras que el quinto incluye quince furgones de 15 metros cúbicos de capacidad y 1.500 kilos de carga útil.

Las firmas de automoción interesadas en el contrato cuentan con plazo para presentar ofertas a Correos hasta el 1 de abril. Asimismo, el fabricante o fabricantes que se hagan con el contrato tendrán que recomprar los vehículos que la operadora pretende sustituir si así lo pide.

FUENTE: EUROPA PRESS

Siete de cada diez conductores españoles no se plantean la compra de un coche eléctrico.

El coche eléctrico está ganando adeptos pero aún el 72% de los conductores españoles no se plantea su compra en los próximos meses, debido a que considera que la autonomía aún no es suficiente y que el precio es demasiado elevado en comparación con los de combustión interna, según el ‘Observatorio Motor de Cetelem’.

Cetelem ha realizado 1.500 entrevistas a hombres y mujeres de 18 a 75 años que han comprado un coche o una moto en el último año o que tienen la intención de hacerlo en los próximos dos, y, de momento, solo tres de cada diez conductores españoles afirman que adquirirían un coche eléctrico en los próximos meses.

Entre aquellos conductores que estarían dispuestos a comprar un vehículo 100% eléctrico, la mayoría lo haría si el nivel de autonomía es como mínimo de entre 100 y 250 kilómetros. Por su parte, un 44% mantiene que lo adquiriría si la batería tuviese una autonomía mínima de más de 250 kilómetros.

No obstante, el estudio recoge que el 75% de los encuestados opina que el coche eléctrico es el futuro, pese a que hay cierta desinformación sobre las posibilidades que ofrece su compra, como, por ejemplo, los planes de incentivo.

Según el estudio de Cetelem, el 33% considera que el tiempo óptimo para la recarga sería de menos de 15 minutos, siendo los más exigentes aquellos conductores con edades superiores a los 45 años, con un 39% de menciones. El 28% considera que lo ideal sería entre 15 y 30 minutos.

El 84% de los encuestados está de acuerdo o totalmente de acuerdo con que el uso masivo de vehículos eléctricos reduciría notablemente la contaminación en las ciudades, mientras que el 44% no sabe si este tipo de vehículos requieren más o menos mantenimiento que un gasolina o un diésel.

FUENTE: EUROPA PRESS