AESBA

Archivos mensuales de noviembre, 2019

El coche de combustión, opción de compra preferida para un 76% de españoles.

Los coches con motor de combustión son la opción predilecta de un 76% de españoles, mientras que el vehículo eléctrico «puro» nuevo se contempla como una opción de compra en un 11% de los casos, según una encuesta de Opinium recogida por la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP).
La encuesta revela que el 72% de los españoles cree que los combustibles bajos en carbono podrían ser una opción asequible y eficiente para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Asimismo, un 69% de encuestados cree que el tranporte va a cambiar de forma esencial en los próximos años, pero el respaldo al coche eléctrico como única solución de movilidad tan solo lo apoya el 48%. «El camino no está en prohibir ninguna tecnología, sino en incentivar el desarrollo de diversas alternativas bajas en emisiones para que el conusmidor decida cuál se adapta mejor a sus necesidades», ha declarado el director general de la AOP, Andreu Puñet. Puñet cree que los ecocombustibles no solo pueden ser una opción eficiente y asequible para reducir las emisiones de dióxido de carbono, sino que también pueden aprovechar la infraestructura ya existente, reduciendo así la incertidumbre en su implantación.
Respecto al precio, el 64% de los encuestados afirma que es el principal factor de decisión a la hora de comprar un nuevo vehículo, muy por encima del consumo energético (38%), el equipamiento (28%), la tecnología del motor (24%) o las emisiones de dióxido de carbono (24%), entre otros criterios. El informe apunta a una preferencia por vehículos de combustión de diversas tecnologías como opción de compra, considerando entre las respuesta tanto coches nuevos como de segunda mano.
A la hora de comprar un vehículo de nueva fabricación, los híbridos (20%) y los coches de gasolina (13%) son las opciones favoritas de los españoles. El vehículo eléctrico «puro» nuevo se contempla como una opción de compra en un 11% de los casos, con el coste (54%), la insuficiencia de puntos de carga (49%) y la falta de autonomía para recorre determinadas distancias (46%) como principales barreras para su implantación.
«El coste de vehículos y el coste de la energía necesaria para propulsarlos es un elemento clave en el debate sobre la movilidad, pero también la renovación del parque automovilísticos», ha concluido Puñet.

Fuente: EUROPA PRESS via Mundo Petroleo

Los portes marítimos se encarecerán más del 10 % y afectarán a todos los productos

El tráfico de mercancías de la Península a Baleares se encarecerá más de un 10 % a partir del próximo uno de enero, ya que las navieras tienen que repercutir el incremento de los costes por el cambio del combustible en sus buques para ser más sostenibles por una directiva comunitaria. Esto, según Baleària y Armas-Trasmediterránea, provocará un incremento de los fletes de transporte, lo cual afectará a las empresas y consumidores que tendrán que pagar más por los productos. 

Govern, Cámara de Comercio y la Agrupación Empresarial de Transporte de Mercancías de Baleares, que está englobada en la patronal FEBT, muestran su preocupación por el impacto negativo en todos los sectores económicos de las Islas. Las navieras justifican el aumento de los fletes (uso marítimo del barco para transporte) porque el cumplimiento de la normativa IMO 2020 les obliga a reducir al 0,5 % el límite de azufre en el combustible que utilizan en estos momentos en los buques. «La directiva nos obliga a reducir las emisiones de óxido de azufre y optar por combustibles más sostenibles, como es el fueloil o el gasoil», explican desde Baleària y Trasmediterránea. El efecto directo de este proceso, añaden las navieras, es que supondrá incrementar entre un 12 y 14 % los costes de explotación por buque y ruta «lo que tendremos que trasladar a los transportistas y consumidores». El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Antoni Mercant, puntualiza que en Baleares «la subida en los fletes puede oscilar entre un 10 y 18 %, principalmente porque las navieras tendrán que pagar en torno a un 50 % más caro el fueloil por el aumento de la demanda por combustibles más sostenibles». Mercant añade: «La competitividad de Baleares se verá afectada, de ahí la preocupación que hay a nivel empresarial porque aumentará el precio de todas las mercancías». 

El director general de Ports i Aeroports, Xavier Ramis, indica que esta importante cuestión «se tratará el próximo lunes en la Mesa de Transporte Marítimo en Palma. Entendemos que hay que apostar por la sostenibilidad, pero ello no tiene que tener un efecto negativo en las economías insulares. El cambio energético no tiene porqué afectarnos, de ahí que tienen que arbitrar bonificaciones por parte de Bruselas para paliar esta situación». La patronal del transporte y la Cámara coinciden en señalar que si las Islas «tuvieran ya el Régimen Especial de Baleares (REB), este tipo de hechos no nos afectarían. El Govern debe presionar ante Madrid y lograr que el REB sea una realidad en breve». La FEBT añade que apostar por lo sostenible «resulta caro, pero hay que implantar medidas para minimizar sus efectos económicos negativos». Esta patronal cifra la subida de fletes entre un 10 y un 20 % «porcentaje que repercutirá en el precio final de los productos».

FUENTE: ULTIMA HORA