AESBA

Archivos mensuales de mayo, 2019

Un parque de vehículos 100% eléctrico incrementaría en torno a un 2.000% la demanda de litio y cobalto.

INTERNACIONAL |

La electrificación completa del parque de vehículos en todo el mundo supondrá un aumento de la demanda de las principales materias primas que se utilizan para la fabricación de un coche eléctrico, como el litio, cuya demanda aumentaría un 2.511%, o el cobalto, que crecería un 1.928%.

Así lo concluye un estudio de UBS recogido por profesionales de la Universidad Politécnica de Madrid, la Real Academia de Ingeniería y la Universidad Politécnica de Madrid en un ‘paper’ publicado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que destaca la incertidumbre que todavía existe sobre la demanda de minerales en relación al auge del coche eléctrico.

En concreto, la comparación entre un Volkswagen Golf y el eléctrico Chevrolet Bolt arroja una diferencia de peso del 22%, siendo más pesado el segundo y con una concentración de aluminio y de cobre un 70% y un 80% superior, respectivamente, en contraposición con una composición de acero y hierro inferior en un 75% y un 60%, respectivamente.

En general, un coche eléctrico se compone en un 39% de acero, seguido de un 31% de tierras raras y otros componentes, además de un 9% de aluminio, un 5% de cobre, un 3% de grafito y el resto en manganeso, níquel, litio, cobalto y caucho.

Además, un vehículo eléctrico cuenta con elementos semiconductores de energía por valor de 580 dólares (520 euros), entre seis y diez veces más que en un coche convencional, algo que impulsará esta demanda de minerales.

Actualmente, el principal productor de estos minerales es China, que concentra el 83% de las tierras raras, el 65% del grafito y el 19% de Manganeso, material del cual Sudáfrica es productor líder, con el 29% del total. Respecto al litio, Australia es líder y concentra el 41% de la actividad; del cobalto República Democrática del Congo (54%) y del níquel Filipinas (22%).

FUTURO INCIERTO

Ante esa situación, el estudio destaca que la velocidad del cambio de esta demanda puede motivar “una falta de sincronía” entra las restricciones por motivos técnicos y su solución, así como originar una “acusada variación” de los precios, motivada por al amenaza de una presunta escasez.

Por ello, considera que es “ineludible” la necesidad temporal de nuevos descubrimientos de recursos minerales y el desarrollo de proyectos de explotación para asegurar el incremento de la demanda, a lo que se une “el peligro de la utilización geopolítica de las debilidad de la cadena de suministro”.

“Llama poderosamente la atención como el gigante asiático (China) ha tomado una posición preferente, bien en la producción de las materias primas o en las primeras transformaciones de los minerales de producción escasa y casi siempre estratégicos; la concentración, al menos momentánea, de la producción en muy pocas manos (tierras raras, grafito, litio, cobalto, con mayores índices I++) y la inestabilidad política o social (cobalto) es otro factor de inseguridad que muchas veces lo acusan los propios mercados”, concluye el estudio.

El propósito de la inclusión de este tipo de estudios en la revista del ministerio ‘Economía Industrial’ es propiciar la reflexión pública y ampliar los puntos de vista, en el marco de debate sobre la transición hacia nuevas formas de movilidad.

EUROPA PRESS

La sustitución de un millón de coches con 15 años reduciría el 29% de las emisiones de CO2.

La sustitución de un millón de turismos con una edad media de 15 años por vehículos nuevos supondría una reducción de, al menos, el 82,3% de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx); del 84,7% de las emisiones de partículas y del 29,1% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), según recoge el Plan de Movilidad de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

La asociación subraya así que es necesario la aprobación de un plan estructural y plurianual para la renovación del parque automovilístico con una dotación mínima de 150 millones de euros.

“Se considera necesaria la elaboración de un plan de incentivos de carácter global e integrado, continuado en el tiempo y basado en la neutralidad tecnológica, que contemple todas las tecnologías alternativas disponibles en el mercado, con intensidades de ayuda en función de sus respectivas características medioambientales”, destaca Anfac.

Por otro lado, el documento recoge que con la llegada de nuevas tendencias tecnológicas el sector de automoción se está viendo obligado a adaptarse a un cambio de paradigma sin precedentes, evolucionando del concepto de industria del automóvil, que fabrica y vende vehículos, al de industria de la movilidad, centrada en el desarrollo de soluciones eficientes para el transporte de personas y mercancías

55.000 MILLONES EN ‘STARTUPS’

En este contexto, Europa ha invertido hasta la fecha alrededor de 55.000 millones de euros en empresas de nueva creación (‘startups’) de vehículos compartidos, con el objetivo de colocar al cliente y a la ciudad en el centro, haciendo de la movilidad un derecho mediante su accesibilidad.

En este sentido, los servicios de ‘car sharing’ se están introduciendo como herramienta para desplazarse por la ciudad, permitiendo a todo el mundo acceder a un vehículo, sin necesidad de tenerlo en propiedad.

La patronal de los fabricantes de automóviles en España destaca así la necesidad de que cualquier plan de movilidad debe contemplar entre sus medidas: promoción del ‘car sharing’ con vehículos turismos y comerciales de cero y bajas emisiones; promoción de sistemas de uso compartido como el ‘ride pooling’ y adecuación de su marco regulatorio y el desarrollo de medidas incentivadoras que favorezcan el despliegue de cualquier modelo de movilidad compartida.

Según un estudio sobre la movilidad del futuro elaborado por Europcar Mobility Group España, el 71,4% de la población considera la movilidad compartida como una alternativa válida para sustituir su vehículo en propiedad.

Por ejemplo, en la ciudad de Madrid operan compañías de coche compartido como Zity (Renault), WiBLE (Kia y Repsol), Share Now (Daimler y BMW) y Emov (PSA). En el caso del ‘moto sharing’ están eCooltra, IoScoot, Movo, Muving, Coup y Acciona Mobility.

CONDUCCIÓN AUTÓNOMA, CONECTIVIDAD Y ELECTRIFICACIÓN

Otras tendencias que han surgido en los últimos años a nivel global son la conducción autónoma, la conectividad y la electrificación. El 80% de los fabricantes ya está planificando la producción de vehículos con un nivel de autonomía “elevado”, mientras que en los últimos dos años el número de consumidores que considera la conectividad como un factor “clave” en su decisión de compra se ha multiplicado por dos.

En cuanto a la electrificación, el 40% de los modelos anunciados para 2021 serán eléctricos o híbridos enchufables. En España se ha anunciado la adjudicación de 15 nuevos modelos, de los cuales 13 son electrificados.

FUENTE: EUROPA PRESS